La ciudad se divierte

EL NACIONAL - CARACAS, NOVIEMBRE 1973

 

La ciudad se divierte

 

PEDRO J. DIAZ

 

 

José Carlos (Pepe) Villanueva Arismendi y Judith Viso Rincones viajaron el domingo a París y allá, en razón de la luna de miel, se quedarán hasta el 15 de diciembre. Alrededor de esa fecha regresarán a Caracas para reunirse con la familia en Navidad y Año Nuevo y consolidar las bases de su recién fundado hogar. José Carlos y Judith son hijos del arquitecto Carlos Raúl Villanueva y Margot Arismendi de Villanueva, y de Judith Rincones, viuda de Viso Llamosas, y la bendición nupcial se les dio en la iglesia de San Rafael de La Florida, sin misa de esponsales y en un ambiente de extremada sencillez y de afectos familiares. Acompañaron a los contrayentes un cortejo de niños y los padrinos de honor, Carlos Raúl Villanueva Arismendi, hermano del novio y una prima de Judith, Beatriz Valero Rincones. Finamente vestida de blanco –largo el traje y de líneas clásicas- y luciendo en sus manos una hermosa magnolia, la novia fue llevada al altar por su hermano José Augusto Viso Rincones y al concluir el acto eclesiástico se ofreció la recepción en la residencia de los tíos de Pepe, Ángel Ugueto y Pimpa Arismendi de Ugueto, en el Caracas Country Club. Muchos amigos, aparte de algunos miembros de la familia, fueron a la iglesia, entre otros, José Calvo Otero y Nancy Ramírez de Calvo Otero. También fueron los hermanos del novio, Francisco Villanueva Arismendi y Mitzi Guevara de Villanueva, Alfredo Mariño y Paulina Villanueva Arismendi de Mariño, asistentes desde luego a la recepción.

 

La parentela de la contrayente Viso Rincones quedó representada por los tíos José Rincones Cedeño y María C. Herrera de Rincones, Arnaldo Rincones y Alicia Chocrón de Rincones, Edgar Rincones y María de Rincones, Rafael Viso Llamosas e Isabel Sandoval de Viso Llamozas, Ángel Viso Llamosas y Gisela Paz de Viso Llamozas, Teodoro Gubaira y Olga Rincones de Gubaira, José Valero y Ligia Rincones de Valero, Conchita Viso Llamozas, Nelly Rincones Cedeño. Entre los padrinos figuraban Orosia Viso Llamosas de Sabal y su hijo Álvaro Fonseca Viso, así como Carlos Vicente Sucre Vegas y Gloria Brigé de Sucre Vegas, Padres de Gloria Sucre Brigé, novia del padrino de honor. Por parte de los dueños de casa asistieron sus hijos Germán Jiménez Bello y María Angélica Ugueto Arismendi de Jiménez, Eduardo Calcaño y Maria Victoria Ugueto Arismendi de Calcaño, Fernando Toro Ardí y María Cristina Ugueto Arismendi de Toro, Juan Bernardo Ugueto Arismendi y Elba Cordero de Ugueto Arismendi. No faltaron los abuelos, Juan Bernardo Arismendi y Blanca Cedeño de Rincones, y familiares y otras amistades como José Luis Plaza y Beatriz Arismendi de Plaza, Edgar Parra y Liana Silvi de Parra, Hugo Zapata e Ingrid Ramia de Zapata, Leonel Requena y María Eugenia de Requena, Mauro Henríquez Iturbe con Dolores Gonzáles Cortes, Peque Vélez, sin la novia.

 

Antes de casarse, Judith y Pepe fueron varias veces despedios de solteros y en tal sentido se movilizaron los Henríquez Iturbe, los Zapata Ramia y Doña Margot, con un té para la novia. Quedaron otras pendientes porque Pepe enfermó y debió guardar una semana de reposo. Pero esas despedidas que se quedaron “frías”, se las ofrecerán a los Villanueva Viso a manera de bienvenida y ello ocurrirá cuando regresen de París.